3/6/11

3º ANIVERSARIO COMIC IS ART: HOMENAJE A UNA GENERACION

Vamos a celebrar el 3º aniversario de Comic is art con un homenaje a toda una generación (aunque quizás habría que decir a toda una época en la que llegaron a converger varias generaciones). En los blogs relacionados con el mundo del cómic estamos acostumbrados a presenciar homenajes a grandes dibujantes, a grandes guionistas, a grandes obras, incluso a grandes personajes, pero esta vez vamos a homenajear a los que verdaderamente han convertido en realidad la industria del cómic; los que los compramos, los que los disfrutamos, los que hacemos que este mundillo siga avanzando.

El homenaje se centra en una época muy concreta; una época que abarca básicamente desde principios de los 70 hasta mediados de los 80 (que curiosamente coincide con la llamada Edad de Bronce del comic-book americano), que fue sin ninguna duda la era que marcó profundamente a toda una generación, que a su vez es la que sustenta, en buena parte, la industria del cómic actual. Se dice que de entre los más jóvenes cada vez salen menos aficionados al 9º Arte y que la media de edad del comprador habitual de cómics cada vez es más elevada; esto es por que buena parte de éste público fiel está formado todavía por componentes de aquella generación.

Sin duda algo muy grande tuvo que haber en el mercado de aquella época para que toda una generación quedara marcada tan profundamente de por vida. No olvidemos que incluso muchos de los mejores blogs sobre cómics que se pueden encontrar a día de hoy en la red, están llevados por personas de aquella generación. Sin enrollarme más... vamos con el homenaje:



Dedicado a todos los que se sumergieron en increíbles mundos de fantasía para no volver a salir jamás de ellos.


A los que vibraron con multitud de personajes fantásticos, heroicos y sorprendentes.


A los que descubrieron el lado más mítico de la aventura.


A los que también descubrieron otras inquietudes por el camino.


A los que se desternillaron de la risa.


A los que descubrieron que el cómic no entendía de fronteras.


A los que descubrieron crítica política disfrazada de acción y aventura.


A los que se embarcaron en multitud de viajes trepidantes alrededor del mundo.


A los que se sintieron capitanes.


A los que lucharon como jabatos.


A los que se imaginaron super-hombres.


A los que descubrieron pedazos de historia dentro de la fantasía.


A los que descubrieron como la fantasía se teñía también de realidad.


A los que disfrutaron con aventuras contadas sobre un fondo de tragedia.


A ellas, que también estaban ahí.


A los que disfrutaron de las historias más bizarras.


A los que preferían las aventuras más clásicas.


A los que se sintieron auténticos aventureros.


A los que se sintieron héroes enmascarados.


A los que penetraron en bárbaros mundos de espada y brujería.


A los que preferían la oscuridad y las tinieblas.


A los que por el contrario les gustaba verlo todo muy claro.


A los más rebeldes.


A los que se rindieron ante las maravillas de la Edad de Bronce.


A los que no se tomaron esas maravillas tan en serio.


A los que descubrieron como el cómic podía ir cada vez más lejos.


A los que vivieron aventuras inolvidables en Fort Navajo.


A los que descubrieron otros universos e incluso un Cuarto Mundo.


A los que encontraron en el cómic de aventuras, auténticas Tangencias con otras formas de arte.


A los que quedaron maravillados ante mundos de fantasía como los narrados en El Diario de Jeremy Brood.


A los que preferían los cómics de serie negra, duros y tristes como La Canción de Tristan.


A los que descubrieron auténticas obras maestras del 9º Arte tras realizar Mil Deskartes.


A los que se emocionaban cuando Benjamin J. Grimm gritaba: ¡¡ Es la Hora de las Tortas !!.


A los que disfrutaron de verdad con la enorme calidad de muchos Cómics, Historietas y Tebeos.


A los que quedaron irremediablemente atrapados de por vida en El Arte Secuencial.


A los que viajaron hasta 999 mundos fantásticos distintos.


A los que vibraron con guerreros que gritaban: ¡¡ Voto a Brios !!.


A los que leían acerca de las andanzas de caballeros oscuros en las Gotham News.


A los que siempre encontraban valiosísimos Pecios en las playas más desiertas.


A los que pudieron compartir su afición en grandes Tertulias de Studio.


A los que realizaron viajes temporales por tierras infinitas hasta terminar Paseando por los Surcos.


A los Pequeños Misántropos que no pudieron escapar del País de los Sueños.


A los que se convirtieron en auténticos Discípulos de la Espada.


A los que siempre deleitaron a los demás con sus preferencias, recuerdos y opiniones desde parajes Transoceánicos.


A los que siempre fueron muy Caprichosos en esto del cómic.


A los que no tuvieron miedo de adentrase ni en la mismísima Zona Negativa.


A los que realizaron auténticos Safaris Nocturnos por obras maestras del 9º Arte.


A los que llegaron a convertir su propio mundo en una Cárcel de Papel.


A los que quedaron atrapados en una galaxia muy, muy lejana y se hicieron llamar Plissken.


A los que vivieron toda una vida Entre Cómics.


A los que se terminaron convirtiendo en Lectores Impacientes, ávidos siempre de nuevas lecturas.


A los que siempre disfrutaron del arte de los más grandes Historietistas Españoles.


A los que siempre gozaron de ver a los Autores en sus Obras.


A los que llenaron de maravillas de papel todas las Estanterías de su Casa.


A todos los que se convirtieron en auténticos Coleccionistas de Tebeos.


A los que vivieron aventuras legendarias de todo tipo, desde Asgard hasta el mismísimo Nibelheim.


A los que disfrutaron en su Propio Studio de las mayores maravillas de la Edad de Bronce del cómic americano.


A los que se reirían hasta de su propia madre, sin dejar títere con cabeza, de la A a la Z, pasando por la JC.


A los amantes de los vampiros, de los zombies, de las momias y muy especialmente del Show de los Hombres Lobo.


A los que convirtieron aquellos maravillosos cómics en Sus Cómics.


A los que convirtieron sus visitas periódicas a los quioscos en una auténtica Kioscopedia.


Y en definitiva, a todos y cada uno de vosotros.

28 comentarios:

clementcor dijo...

Gracias, Mo Sweat, por tu espléndido trabajo durante estos tres años; gracias por recordarnos siempre a Buscema, Colan, Neal Adams, Ortiz y tantos autores que compartimos. Y gracias por este poema-manifiesto en los que nos haces partícipes de la celebración del cómic.
No te olvides de pedir un deseo...que podamos hacer realidad.
Un abrazo.

David dijo...

Oh... qué bonito! Y el curro que te has metido. Gracias.. Además me has puesto con uno de mis cómics favoritos (y el de mi mujer: ella dice que debería tirarlo todo (ja,ja), pero que sólo mantendría dos cosas: El Príncipe Valiente y Little Nemo).
Ah!
Te falta esta:
A los amigos que hemos hecho por la red compartiendo gustos y aficiones .
Un abrazo y gracias ;-)

Jaime Sirvent dijo...

Buff, vaya brutalidad de homenaje, muchísimas gracias, un post precioso. Enhorabuena y a seguir por aquí durante muchos años más hablando de los mejores artistas de la historia de este medio tan maravilloso, un abrazo.

Emilio Aurelio dijo...

Muy bueno. Tienes razón, hay toda una generación que quedó atrapada en ese mundo de papel.

Jesús Duce dijo...

Ante todo, gracias por este cálido homenaje que has hecho a toda una generación, que te has hecho a ti mismo y que nos has hecho a todos. Es un gesto precioso y digno de alguien que siempre ha demostrado un talante amistoso y cercano.
Felicidades por ese tercer aniversario que espero sinceramente que sea el acicate para muchos aniversarios más. Tu blog es para mí un auténtico referente y un magnífico refugio.

La verdad es que, a pesar de que entre nosotros haya alguna diferencia de edad, casi podríamos hablar de una generación. Un grupo de personas que vivimos el fin del tebeo clásico español y el boom de la revista de adultos y de los cómics de superhéroes. Todos admiramos a los grandes maestros de USA, pero no olvidamos a los genios de Europa. Cada cual elige a sus favoritos, pero no creo que desbarremos mucho en aplaudir conjuntamente las grandes épocas y corrientes del siglo XX y sus máximos intérpretes.



Nosotros:
que somos los de entonces,
los que no tenemos dónde,
los que siempre hablamos solos.

Loquillo

J.A.Rubio dijo...

Magnifica entrada en la que nos das un poco de vidilla a todos.
En mi caso considero que has acertado en TODO. Tanto es así, que menos una, todas las portadas que has colgado, no solo las he leido, sino que las conservo.
Un abrazo y a seguir, como mínimo, tres años más siendo una referencia en el mundo de los blogs de cómic.

MhBeyle dijo...

¡Ole! ¡Felicidades por los tres años!
Que cumpla el blog muchos, muchos más... Que cómics de aquella generación hay para llenar, no tres años, ¡Cien!!

Saludos.

David dijo...

Y FELICIDADES por esos tres años, claro.

Manuel Deskartes dijo...

¡Que grata sorpresa!
muchas gracias por la parte que me toca. Creo sinceramente que esta generación es irrepetible y entre todos no vamos a dejar que se olvide, eso seguro.
Un abrazo bloguero a todos.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Clementcor.

Gracias ti por tus palabras. En cuanto al deseo... mmmmmm... ya está. ¿Lo confieso?, ¿no lo confieso?.

Lo voy a confesar: la próxima publicación en España del Haggarth de Víctor de la Fuente y en los USA del Bront de John Buscema. Toma ya!!

Bueno y como yo digo siempre en estos casos, antes de nada, salud para todos.

Un abrazo.

Mo Sweat dijo...

Saludos, David.

Gran frase y muy cierta la tuya. Es impagable la cantidad de amigos que hemos hecho todos a través de los blogs y que espero algún día nos podamos llegar a ver las caras, sea en algún evento salonero o donde sea...

Por cierto, lo del cómic que elegí ha sido a plena conciencia ¿lo dudabas?.

Gracias y un abrazo.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Jaime.

De nada, gracias a ti por tus palabras. Te deseo lo mismo, que dure todo esto muchos años más...

Saludos, Emilio.

Gracias. Sin duda es una generación única, sin precedentes pero también sin continuidad. Fue la clave de muchas cosas, entre otras la de la existencia de blogs como el tuyo.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Jesús.

Muchas gracias por tus palabras. Sin duda, y a pesar de cierta diferencia de edad entre algunos de nosotros (tampoco mucha), convergimos todos en aquella época y nos marcó a todos por igual, aunque fuera de distinta forma.

Muy bello el párrafo de Loquillo. Sin duda nos pega a esta generación.

Mo Sweat dijo...

Saludos, J.A.

El que tengas o hayas leido todos y cada uno de los cómics que aquí aparecen menos uno (que hay unos cuantos), demuestra tu gusto exquisito y a la vez ecléctico en esto del 9º Arte.

Gracias y un abrazo.

Saludos, MhBeyle.

Muchas gracias por tus palabras. Sin duda a uno le pueden faltar las ganas, puede sufrir de carencia de tiempo o mil cosas más, pero cómics de calidad hay para seguir llenando blogs durante muchos años...

Mo Sweat dijo...

Saludos, Manuel.

De nada, sin duda no vamos a dejar que se olvide... :¬)

Un abrazo también para ti.

Blueberry dijo...

Felicidades, fantástico trabajo. Todo lo que describes es lo que hemos vivido....desde los cuadernillos de Vértice (y el Capitán Trueno) a los comics de Planeta (y los Cairo-Víboras, límea clara-línea chunga) pasando por los coleccionables de Buru Lan (y el Spirt de Garbo y Mortadelo).

Gracias por estar aquí y compartirlo con nosotros, muchas gracias

Mo Sweat dijo...

Saludos, Blueberry.

Gracias; sí, sin duda es lo que hemos vivido muchos de nosotros... Y lo que nos marcó...

Gracias a tí y a todos vosotros por estar ahí.

s e b a s dijo...

MO SWEAT, felicidades por esos primeros tres años. Y felicidades por esta entrada q me hace recordar una magnífica etapa de tebeos.
Saludos :)

PAblo dijo...

Mo,

Preciosa entrada. Y más allá del bonito recuerdo que tienes para todos nosotros te has olvidado citar este COMIC IS ART que con parones inevitables y una calidad incuestionable es un sitio de referencia a la hora de disfrutar y divulgar esta afición/pasión a la que le dedicamos tantas y tantas horas. Muchas gracias por tu curro. Que nos duren las ganas a todos muchos años.

Impacientes Saludos.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Sebas.

Muchas gracias por tus palabras.

Saludos, Pablo.

Amén... que duren.

Gracias por tus palabras. En ocasiones hay parones inevitables; sabes lo difícil que es llevar no uno, sino dos blogs de este tipo; de todos modos intento que sean siempre cortos.

tristan dijo...

¡¡¡Muchas felicidades!!!

Desde Lisboa me he emocionado con este homenaje y gracias por incluirme entre (como dice David) estos amigos que hemos hecho por la red.

Saludos.

Joan dijo...

Precioso homenaje! La verdad es que me ha traido muchos recuerdos... y los que todavía tenemos que crear!
Feliz aniversario

Mo Sweat dijo...

Muchas gracias, Tristan.

De nada, ¿como no te iba a incluir?. Que vaya bien por el país vecino.

Saludos.

Muchas gracias, Joan.

Pues sí, claro que tienen que crearse más recuerdos... Show must go on !!!

Saludos.

Kilian Stark dijo...

Muy buen ejercicio de nostalgia y que creo que es un claro reflejo en papel y grapas de la infancia que vivimos algunos. Una infancia muy diferente de la que viven los chicos hoy en dia y ni decir que no se la envidio para nada. Me quedo con los ojos cerrados con nuestras infancias. Una infancia la nuestra donde la revista más vendida en la peninsula era La Espada Salvaje de Conan mientras que hoy en dia imagino que serà la Hola XD.

Gracias por la pequeña referencia ;) hacia mi. Es un honor figurar hay de alguna forma.

Saludos,

Kilian

Javier Mesón dijo...

Muy bonito homenaje y gracias por pensar en El Coleccionista de Tebeos. Fuimos unos cuantos lo que quedamos atrapados en el papel de los tebeos, los que marcaron una época. Aún sigo leyendo y releyendo esos títulos que hicieron grande el Noveno Arte. Saludos.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Kilian.

De nada, gracias a ti. Yo tampoco les cambio la infancia; ¿dejar todas estas maravillas para pasarme el día entero jugando a la Play?, ¿o dejar todos aquellos momentos jugando a baloncesto en la calle (o a fútbol de más pequeño) para pasarme el día chateando sentado en una habitación?... rotundamente no.

Saludos, Javier.

De nada, gracias a ti. Sin duda son obras para no olvidar, para seguir releyendo o reojeando varias veces.

Manuel Deskartes dijo...

Excelente, Mo.
Gracias y adelante, tu blog es un soplo de aire fresco.
Un abrazo

Mo Sweat dijo...

Muchas gracias por tus palabras, Manuel.

Saludos y un fuerte abrazo.