18/11/18

HOMENAJE A STAN LEE (1922-2018)

Como todo buen aficionado al cómic sabrá, el pasado día 12 falleció Stanley Lieber, más conocido como Stan Lee, una de las figuras más importantes y mediáticas de toda la historia del 9º Arte. Yo no seré el defensor más acérrimo de la figura de Stan, pero también es cierto que no me ha gustado ver como su muerte se ha convertido más en un gran debate sobre si había que encumbrar o había que defenestrar su figura, que no en un homenaje a su legado... que no es precisamente poco.

Con el corazón en la mano, yo ni estoy con los que lo encumbran como la figura más importante de la historia del cómic ni lo estoy con los que intentan demostrar que fue un gran farsante que se apropió de las creaciones de otros y que prácticamente todos sus cacareados logros son una burda mentira. Stan fue lo que fue, una figura propia de la industria de su época, un tipo con un olfato para el marketing tremendo, que supo sacar lo mejor de un grupo de artistas geniales y que fue el auténtico capitán de la llamada Era Marvel que devolvió la grandeza al comic-book y al género de los super-héroes... y que de paso cambió por completo la forma en que estos eran vistos por la sociedad. También es cierto que era un poco jeta, sí, y que en varias ocasiones donde dijo dije luego dijo Diego, pero lo que con el tiempo le terminó sentando peor a su imagen, probablemente fue que mientras que él terminó siendo encumbrado a lo más alto de los estamentos editoriales de Marvel Comics, Jack Kirby y Steve Ditko, los otros cocreadores de los grandes personajes de la casa, terminaron saliendo de la compañía por la puerta de atrás y nunca se reconocieron suficientemente sus méritos.

Pero aquí no vamos a entrar más en esa polémica, pues esta entrada solo pretende ser un homenaje a uno de los legados más grandes en la historia de la cultura popular, un legado que pretendo que se vea bien reflejado en una selección de portadas a cargo de los cinco artistas más importantes de los primeros años de la gloriosa Era Marvel. Principalmente Jack Kirby, por supuesto, por volumen de obra y cantidad de personajes cocreados junto a Lee, pero también Steve Ditko, John Romita, John Buscema y Gene Colan.

Hoy, más que nunca, gritemos bien fuerte: 'NUF SAID!!!



HOMENAJE A STAN LEE (1922-2018)




































13 comentarios:

David dijo...

Stan Lee Presenta:
Pero aquí no vamos a entrar más en esa polémica
Y menos después de lo que ya ha soltado Mo en el párrafo anterior (jajaja)
¿Por qué no vamos a entrar? Stan Lee salió beneficiado. Era un hombre de la industria, se supo cubrir las espaldas y al final obró por él y no por sus artistas (bueno, por Romita Sr. sí, que lo metió como director artístico; por eso este le defiende cuando he leído entrevistas con él, claro). Luces y sombras, como en todo.
Pero ahora que Marvel pertenece a Disney... salvando las distancias, yo siempre he visto a Lee como a Disney. La gran diferencia es que ninguno de los artistas que trabajaba en Disney te negará que él dirigía el cotarro aunque ni dibujaba, ni escribía los guiones de las pelis o los cortos, etc... Sí. Hubo una huelga en Disney. Trató injustamente a los artistas recién llegados que cobraban una miseria comparados con los que estaban con él desde el principio...
Si Jack y Steve hubiesen tenido una participación parecida a la de Stan en los beneficios (y a Marvel esto no tendría porque haberle supuesto mucho)... Lo injusto es lo que pasó con ellos, sí. Pero era la industria... La de los discos era igual. Los artistas cobraban una miseria por discos vendidos (y ellos eran los creadores). ¿Quiénes se estaban forrando a cuenta de estos?
Y antes que empezar con el caso Stan Lee, si nos ponemos con los editores de DC...creo que eran bastante peores y antipáticos con el personal de lo que lo fue Stan con los suyos. En fin...

Mo Sweat dijo...

Saludos, David.

Tu mismo lo dices. No se trata de poner a Stan como una hermanita de la caridad, pero también es necesario situarse en aquella época y en como funcionaba la industria en aquellos tiempos, incluida la de discos, como tu bien indicas. No era cosa de Stan y de Marvel, todo funcionaba así y los dibujantes no tenían ningún derecho sobre sus creaciones para la editorial en cuestión. Sí, Stan no siempre obró con total transparencia y benevolencia hacia sus ilustres colaboradores, pero como tu bien dices, si lo comparas con Walt Disney o con la propia DC todavía parece un tipo bastante legal.

Diego Cordoba dijo...

En lo que concierne DC, ellos devolvian los originales a los artistas (desde los años 80 en adelante, y hasta trabajos del pasado si el artista estaba interesado en recuperar lo suyo) y Marvel todavia se queda con todo (en la época en que se dibujaba a mano sobre papel; esto es diferente si se hace por ordenador; pero no devuelven ni lo del pasado). Aunque los dos se quedan con los derechos de todas las obras.

Pero sí, Stan se hizo su puesto en este mundo ingrato de los creadores de comics, cuando muchos se quedaron en el anonimato. Pero también fue el primero que entro en contacto con sus lectores, y les hacia parte de Marvel (de cierta manera), al menos en los USA.

Creo que la comparación con el tio Walt es basante justa. Lo de "tio" era como él decia a sus empleados que lo llamaran. Stan se hacia llamar simplemente Stan The Man. Que hasta puede ser peor. "The Man" siendo la autoridad que nos controla.

David dijo...

Creo recordar una entrevista en la que Neal Adams decía que los originales en DC se tiraban a la basura. Ni se molestaban en dárselos a los creadores. (si estáis interesados, me pongo a buscarla).
Y sí. Stan se puso de parte de Marvel en lugar de la de los artistas (mal hecho, pero para algo trabajaba para la compañía). Pero también reconoció como co-creadores a Steve y a Jack.
No sé. No se portó peor que Bob Kane que debió tratar fatal a Bill Finger y a sus negros...
De todas formas, recuerdo también que en el libro de Marvel de Sean Howe, Stan (y no sé si Carmine) quisieron hacer algo muy feo para los artistas y ahí el que obró justamente y quedó como un campeón (me quito el sombrero) fue Roy Thomas que dijo que eso no se hacía. Y al final Stan cedió al ver que su "mano izquierda" (como lo definía en algún Bullpen) se oponía.
Al menos Stan no estaba avergonzado de lo que hacía, como otros editores en DC... de hecho, por eso mismo empezó a promocionarse.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Diego.

Sí, Stan creo un ambiente, un rollito, que creó escuela, con los correos de los lectores, los no-premios, la acreditación de todos los profesionales relacionados con la creación de los tebeos, los apodos (The King, Jazzy...) y presentaciones cachondas en los créditos y demás... fue todo un showman y supo contagiar su entusiasmo a todo el mundo. Y eso también se tiene que tener en cuenta.

Mo Sweat dijo...

Saludos, David.

Lo de Bob Kane siempre me ha dado un poco de grima. Con lo mal dibujante que era y siempre firmando los dibujos de profesionales mucho más capacitados que él, como el gran Jerry Robinson. Pero volvemos a lo mismo, otros tiempos, otra forma de hacer las cosas y de entender la industria del comic-book...

Diego Cordoba dijo...

Cuando se inundaron las bodegas de King Features, en donde se guardaban todas las planchas originales de las varias tiras que ellos distribuian, utilizaban las planchas del Principe Valiente de Foster para secar el piso.

Desde los años 80, DC devolvia los originales. Los de antes de los 80 se tiraban a la basura cuando los armarios se llenaban. Bill du Bay insistia que él devolvia todo el material original de la Warren a sus creadores, y ninguno de los artistas españoles recibieron siquiera una viñeta. Segun con quien hables te cuenta sus versiones, pero lo que si est cierto es que DC devolvia los originales desde los años 80, y Marvel nunca devolvio nada.

Cuando Marvel trato de lanzarse en el comic underground, a los artistas les devolvian los originales y encima de todo recibian un porcentaje sobre la venta del comic (Comix Book). Lo cual causo un escandolo con los otros artistas tradicionales de Marvel, a los cuales solo se les pagaba y nada mas. Logicamente este proyecto de lanzarse con un comic underground no duro mucho.

Ahora bien, empezar a batallarse para ver quien era peor entre DC o Marvel, es simplemente inutil. No mas con ver como los artistas pasaban de uno al otro es indicación que no habia otra opcion. Es como eligir un presidente: ¿cual es el menos peor de los dos?

David dijo...

Lo que cuentas de Foster y las planchas para secar el piso me ha dejado patidifuso. ¡Qué barabaridad! En fin...

Mo Sweat dijo...

Totalmente de acuerdo, solo con imaginar cualquiera de las míticas planchas de Prince Valiant tirada por el suelo chupando agua, como si fuera un puñado de serrín, ya me tiembla todo el cuerpo... ¡Tremendo!

Carlos Campillo dijo...

En el peor de los casos, Lee fue uno de los mejores editores que ha dado el comic (y seguramente el más exitoso), con una capacidad enorme para detectar talento gráfico y sacar lo mejor de él (y esto último no lo digo yo, lo decía Kirby en su entrevista a Eisner en lo peor de su enfrentamiento con Marvel).

También creo que sus detractores tienden a hablar Lee como si él fuera el dueño de Marvel y no un empleado con muchos privilegios. Y que su estilo de diálogo autoparódicos no es para todos también y acrecenra la animadversión de algunos (aunque a mí me funciona muy bien en personajes como John Jonah Jameson).

Pero vamos, que ni era un hombre del renacimiento que lo hiciera todo él solo ni era el maldito Bob Kane. Yo pongo en la balanza las cosas buenas y las malas de Lee y me pesan más las primeras.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Carlos.

Bueno, tu lo has expresado a la perfección. Poco que añadir. Ni era tan malo ni era el dueño de Marvel, así que simplemente hizo su trabajo... y la historia parece demostrar que lo hizo muy bien.

Roberto Castro dijo...

Con John Biscema el caso fue diferente, stan le impidió en un principio que utilizara su propio estilo,limitandolo a solo de un copista del gran Jack kirby

Mo Sweat dijo...

Saludos, Roberto.

Bueno, eso se lo hacía Stan Lee a todo el mundo. Tenía a Kirby como el patrón perfecto de narrativa y dinamismo y quería que todos los dibujantes nuevos se fijaran mucho en su estilo y lo siguieran en la medida de lo posible, pero cuenta la leyenda que el primer trabajo de Buscema al llegar a Marvel, un número de Nick Furia (el inmediatamente anterior a la llegada de Steranko), fue abocetado por Kirby antes de pasárselo a Buscema y John, ni corto ni perezoso, borró todos los bocetos de Jack y lo dibujó a su manera. John era John y Stan terminó cayendo a sus pies, como no podía ser de otro modo.