20/3/17

MAESE WRIGHTSON EL ARTISTA

En Maryland, en el mismo atrio de Dundalk, y mientras esperaba que comenzase la Misa del Gallo, oí esta tradición a una demandadera del lugar.


De las otras comunidades, puedo decir que le han hecho a maese Wrightson proposiciones magníficas; verdad que nada tiene de extraño, pues hasta el señor arzobispo le ha ofrecido montes de oro por llevarle a la catedral... pero él, nada... primero dejaría la vida que abandonar su arte favorito... ¿No conocéis a maese Wrightson? Verdad es que sois nueva en el barrio...


¡Y qué manos tiene! Dios se las bendiga. Merecía que se las llevaran al Merritt boulevard y se las engarzasen en oro... siempre dibuja bien, siempre, pero en semejante noche como ésta es un prodigio...


¡Maese Wrightson está aquí! ¡Maese Wrightson está aquí!... a estas voces de los que estaban apiñados en la puerta, todo el mundo volvió la cara.

Maese Wrightson, pálido y desencajado, entraba en efecto en el templo, conducido en un sillón, que todos se disputaban el honor de llevar en sus hombros.


En aquel punto sonaban las doce en el reloj de la catedral.


De cada una de las líneas que formaban aquel magnífico dibujo, se desarrolló una obra; y unas cercanas, otras lejanas, estas luminosas, aquellas oscuras...


La multitud se agolpó a la escalera de la tribuna, hacia la que, arrancados de su éxtasis artístico, volvieron la mirada con ansiedad todos los fieles.

¿Qué hay?

Que maese Wrightson acaba de morir.


Todo el mundo fijó sus miradas en aquel punto. El pincel estaba solo, y no obstante, la tinta seguía fluyendo... fluyendo como sólo los arcángeles podrían imitarlo en sus raptos de místico alborozo.


Y su obra siguió cautivando a generaciones y generaciones de amantes del 9º Arte... aquí hay busilis, y el busilis es, en efecto, el alma de maese Wrightson.



Texto adaptado, muy libremente, de Maese Pérez el Organista de Gustavo Adolfo Bécquer... y aderezado con imágenes de la última obra de Wrightson, inconclusa, Frankenstein Alive, Alive!


A LA MEMORIA DE BERNARD ALBERT WRIGHTSON "BERNIE WRIGHTSON" (1948-2017)


6 comentarios:

Diego Cordoba dijo...

Una pena. A Bernie lo conocí personalmente en Lucca (junto con Howard Chaykin). Era una gran persona, y estaba entre la lista de autores que debía entrevistar, pero su mujer nos había dicho que estaba muy mal.

Un dibujante descomunal y una gran persona.

RIP, Bernie.

Folk dijo...

En momentos como este cuesta encontrar palabras que definan lo que este maestro ha logrado en el mundo del comic y la ilustración, para mi ha sido el mas grande en su genero, si uno se pone a imaginar unas ilustraciones que puedan impactar mas que el "Frankestein" que dibujó Wrightson lo cierto es que no me viene nada similar a la memoria, el inmenso talento que tenía Bernie Wrightson es algo irrepetible...

situandose en la epoca que empezaban a llegar a España los comics de Wrightson, nunca se habia visto algo así, mucha gente que se dedique a dibujar comics supongo que alguna vez ha aspirado a lograr algo similar lo que lograba Wrightson con sus lapizes, plumillas y pincel...lo que sucede es que eso es misión imposible por eso ha sido un artista tan genial y unico.
Descanse en paz.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Diego.

Sin duda, un dibujante descomunal que se convirtió en el Rey indiscutible del género de terror en el 9º Arte... que se dice pronto.

Desde hacía un tiempo se sabía que estaba grave, sí, una pena.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Folk.

Totalmente de acuerdo, para mi también ha sido el dibujante de cómics que más alto ha llegado en el campo de la ilustración, junto con Frazetta... la gran diferencia entre ambos es que Frazetta ha pasado a la historia como un enorme ilustrador que también hizo cómics, mientras que Wrightson ha pasado como un gran dibujante de cómics que también ha sido enorme como ilustrador.

JESÚS DUCE dijo...

Un autor inconmensurable que se nos metió por la retina para no marcharse jamás. Su calidad parecía no tener límites, resultaba casi insospechada. Sus ilustraciones para el Frankenstein de Mary Shelley son algunas de las imágenes más impresionantes que he visto jamás, y no me canso de mirarlas una y otra vez, tanta belleza y talento reunidos (Sin lugar a dudas, una de las joyas de la ilustración y el dibujo de todos los tiempos, claramente insuperable).
Un auténtico genio al que debemos agradecer profundamente todas las maravillas gráficas que nos ha dejado.
Gracias, Bernie.

Mo Sweat dijo...

Sin duda, Jesús, jamás se lo vamos a agradecer lo suficiente.

Siempre definimos a Bernie como el gran maestro del cómic de terror, pero lo cierto es que también podríamos decir que ha sido el Gustave Doré del siglo XX... o de la era moderna.

Saludos.