22/11/09

PINTURA Y OTRAS ARTES: PEREZ ENERO

Hace pocos días, mientras estaba leyendo y escribiendo sobre John Buscema y sobre su eterna y finalmente fallida ilusión de ser algún día pintor, me vino una idea a la mente, una idea reforzada por algunos recuerdos de antiguas visitas al blog de Emilio, Tangencias. Se trata de la posibilidad de incluir de vez en cuando algún post sobre pintura o ilustración, en definitiva, de algún que otro artista ajeno al 9º Arte. Y digo lo de las visitas al blog de Emilio, porque él ya lo ha hecho varias veces y me parece algo bastante interesante.

No tengo intención de publicar este tipo de posts muy a menudo, pero sí que algún día me apetecerá publicar algo sobre el gran Gustave Doré o sobre las pinturas negras de Goya, entre otros; y ese día me gustaría darme el lujo de publicar algún post sobre ellos en este blog... así que hoy mismo doy por inaugurada la sección Pintura y otras artes.

Podría haber comenzado con Doré (ilustrador al que admiro profundamente), con las antes mencionadas pinturas negras de Goya o con el mismísimo Velázquez, pero he decidido comenzar con alguien a quién admiro mucho más incluso que a los anteriormente mencionados, he decidido comenzar con mi padre.

Pese a que su nombre real es Antonio Miguel Pérez, siempre ha firmado como Pérez Enero. Su especialidad son los óleos, aunque haya tocado también otras técnicas y pese a que pinta tanto paisajes como marinas, retratos o lo que le pidan, algunos de sus cuadros más celebrados han sido naturalezas muertas. Su estilo siempre ha sido realista, pese a que también admira profundamente el impresionismo.

Pérez Enero nació en Fiñana (Almería), pero su familia se trasladó a Cataluña cuando él contaba con apenas 6 años de edad, con lo que se puede decir que ha vivido prácticamente desde siempre en tierras catalanas. Residente en Manresa, representa el paradigma de artista hecho a sí mismo, trabajador incansable y luchador nato que finalmente logró triunfar y vivir de la pintura pese a los entresijos e inconvenientes de un mundo donde siempre han importado mucho los apellidos y las influencias y donde a menudo se le da más importancia a la firma de un cuadro que al verdadero arte que hay plasmado en él.

De pequeño estaba acostumbrado a ver a mi padre pintar hasta altas horas de la noche mientras por el día realizaba su turno de 8 horas en un taller del metal. Algo que yo no he sido capaz de hacer, supongo que porque no he sentido lo mismo que siente él por la pintura; jamás he tenido su capacidad de sacrificio y mi manera de ser me ha impulsado a tratar de vivir la vida de otra manera, fuera jugando al baloncesto, fuera con mi gran afición por los cómics o simplemente tratando de hacer algo que me liberara la mente de cualquier cosa que significara rutina cuando acababa mi turno de trabajo. No os quiero cansar con detalles personales, pero se podría decir que en este caso (y haciendo referencia a la fama de bohemios que tienen muchos pintores), he sido más bohemio yo que mi padre, que es el pintor y que es todo un ejemplo de profesionalidad, de perseverancia y de dedicación al arte.

Si al principio del post hacía mención a John Buscema y a que su pasión por la pintura influenció la creación de este post, también podría terminar señalando algunos paralelismos entre ambos, ya que tanto John Buscema como Pérez Enero han sido siempre grandes amantes de lo realista por encima de lo cartoon o lo abstracto, ambos han sido grandes profesionales siempre fieles a un estilo y con un enorme talento natural en muchas ocasiones envidiado por otros artistas más pretenciosos y con más nombre en los círculos esnobs, pero con mucha menos magia que ellos. Si John Buscema ha sido siempre una gran influencia para mi y un artista al cual admiro profundamente, ¿que puedo decir de mi padre en cuanto a influencia y admiración?, ya que no sólo lo admiro como artista, sino también como persona y como padre.

A continuación, varias obras suyas:






















9 comentarios:

Jesús Duce dijo...

Enhorabuena, amigo Mo:
Tu padre es un pintor extraordinario. Su capacidad para el realismo es alucinante, y sus naturalezas muertas son magníficas.

Abrazos.

kraustex dijo...

Es muy buena idea eso de mezclar ilustración y pintura, de hecho yo lo hago en uno de mis blogs…
Grandes ilustradores e historietistas se han dedicado a la pintura con mucho éxito.
Frank McCarthy, Howard Terpning, Tom lovell etc,. etc.
Tambien en España:
Boluda, Alacreu, S Cortes, Segrelles…
Seguro que si se lo propusiera Buscema también sería un gran pintor.
A Goya y compañía ya les conocemos mucho…
…así que para mí es siempre una gran alegría descubrir a artistas como Pérez Enero, artistas que nos hacen vivir y disfrutar de la pintura.
Gracias, y enhorabuena por ese padre que tienes, que es un artista de pies a cabeza.

Mo Sweat dijo...

Muchas gracias, Jesús. Ciertamente lo es, aunque no esté bien que sea yo el que lo diga.

Un fuerte abrazo.

Mo Sweat dijo...

Saludos y muchas gracias, Kraustex. El arte no tiene límites y por eso no es nada extraño que artistas que se han forjado en un medio puedan terminar triunfando en el otro.

Sobre lo de John Buscema, bueno, eso ya no es posible porque falleció hace unos años, pero estoy seguro de que lo hubiera conseguido de haberlo intentado de verdad, ya que era un artista impresionante, con un don especial.

Por cierto, Segrelles es un genio...

Angux dijo...

Que bueno, Mo!!
permíteme que elija la 2º de las pinturas que nos muestras (por elejir alguna, pues todas son maravillosas)
Dale la enhorabuena a tu padre de mi parte. Fantástico.

s e b a s dijo...

MENUDO REALISMO!!!! Tu padre es un artista!!!! :) FELICIDADES.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Angux; se la daré.
El Pedraforca, buena elección, a mi también me gusta mucho; es una montaña mítica de la geografía catalana.

Saludos y muchas gracias, Sebas.

Etrigan dijo...

Hiper realismo. Una forma de entender el arte que se ha prodigado mucho en el siglo XX. Son unas magníficas ilustraciones.
A mí también me gusta meter algunos posts en mi blog dedicados a ilustradores ajenos al cómic.
No me extraña que te guste el estilo realista con una influencia como la de tu padre.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Etrigan.

No se hasta que punto es debido a la influencia de mi padre, pero lo cierto es que siempre me ha tirado el dibujo realista en el cómic, pese a que también me gustan otros estilos, pero el gran realismo de los Raymond, Foster, Williamson, Buscema, Schultz, Adams, etc... es mi verdadero patrón a seguir.